Las campañas del e-mail marketing, bien gestionadas, pueden ayudarnos a mejorar el posicionamiento SEO de nuestro proyecto , el SEO branded.

El branded content es todo aquel contenido que se relaciona, indiscutiblemente, con tu marca. Es decir, aquellos contenidos que cuando una persona los ve, rápidamente los identifica con una marca concreta, sea por la razón que sea.

¿Y cómo utilizar el branded content en el SEO?

En este punto, quiero explicar una estrategia que descubrí hace relativamente poco tiempo y que funciona muy bien, y está directamente relacionada con el branded content.

Para explicarla, en primer lugar, hay que contextualizar la explicación. ¿Verdad que cuando buscas el nombre de tu marca en Google apareces en primera posición? Es lo normal, porque es una palabra clave que antes no existía, y, por lo tanto, nadie competía por ella. Es, por lo tanto, una palabra clave que no te costó trabajo posicionar y que te trae visitas a diario cuando la gente busca el nombre de tu marca en los buscadores.

En este sentido, ¿por qué limitarse al nombre de la marca? Se puede realizar la misma estrategia con muchos otros tipos de elementos. Lo único que hay que hacer es brandearlos.

El porcentaje de apertura es el factor principal para que se generen visitas a la web, y estas dependen 100% del sender y del asunto. Si los porcentajes son muy bajos, hay que cambiarlos. Es muy importante, si es posible, hacer antes pruebas con A/B testing.

Luego está el click, y aquí sí depende únicamente de la creatividad. Si tenemos un ratio muy bajo, hay que cambiarla. Al usuario no le está gustando. Y él es el que manda.

Y en cuanto las quejas, si se hacen envíos con bases de datos externas, suelen ser altas. O si lo haces a una base de datos antigua, es muy posible que se genere muchos rebotes. Lo idóneo en este último caso es depurarla y enriquecerla.

Pero, ¿qué no debemos hacer cuando hacemos un e-mail marketing?
Malas prácticas de mailings:

  • Nunca hagas un e-mail marketing que sea sólo una imagen.
  • Imágenes sin etiqueta “ALT=”. Se recomienda un 40% de imagen y un 60% de texto.
  • Etiquetas “ALT” que no dicen nada. Los “ALT” deben ser descriptivos.
  • Nunca escribas asunto con mayúsculas o muy largos.
  • No hagas preguntas en el asunto. El usuario, por sistema, dice que “no”.
  • Los asuntos que son preguntas pero que a su vez son respuesta sí funcionan.
  • Palabras claves que están casi prohibidas: gratis!, asombroso, sin trucos, mejor precio, llame gratis, hágalo ahora, urgente, promoción especial…

Pero cómo se hace realmente? Buenas prácticas:

  • Mejor si el remitente/sender es una persona. Y si es una cuenta de gmail con perfil de Google+, le aparecerá la foto del remitente, por ejemplo, la guapísima María, aunque en realidad detrás esté Arturo.
  • Las imágenes deben ser algo secundario en los e-mails.
  • Call to action. Un botón que invite a la acción, claro y directo.

Y, ¿cómo potenciar con el e-mail marketing con las redes sociales?

  • Añadiendo los plugins sociales de Pinterest o Twitter a tus mails. El usuario, al hacer click en los iconos, comienza a seguirnos sin necesidad de acceder a los perfiles.

Lo importante del e-mail marketing es que produce que la gente te busque por tu marca, y esto, Google lo ve y lo premia. Es por ello que hará que tu marca sea mucho más visible para hacer la vida al usuario mucho más fácil. De este modo habremos hecho SEO branded.