google-factura-luz

La inteligencia artificial puede aplicarse en infinidad de ámbitos, y Google se esfuerza en demostrárnoslo. Si hace unas semanas la compañía nos presentaba un proyecto para usar la IA de DeepMind para el diagnóstico precoz de enfermedades visuales, ahora nos muestra que también se puede emplear para reducir la factura de la luz en los centros de datos. 

Estos lugares necesitan una enorme cantidad de energía, especialmente para alimentar los sistemas de refrigeración que mantienen los servidores fríos. Por este motivo, todas las empresas tratan de ingeniárselas para intentar reducir el consumo eléctrico. Por ejemplo, Facebook construyó una de sus instalaciones en el borde del círculo polar ártico para que el entorno fuera lo más frío posible.

Google también ha estado pensando en métodos para ahorrar energía, y la solución que ha encontrado ha sido poner al mando del uso y la administración de energía a DeepMind, su división de inteligencia artificial.

Para optimizar el consumo, han utilizado redes neuronales que manejan alrededor de 120 variables en los centros de datos, incluyendo los ventiladores y los sistemas de refrigeración. La IA ha identificado los métodos más eficientes mediante el análisis de los datos recogidos de sensores instalados en los bastidores del servidor.

Todo empezó como un experimento, pero los resultados han demostrado que ha sido una decisión de lo más acertada: se ha conseguido reducir la cantidad de electricidad destinada a los sistemas de refrigeración en un 40%. Esto, a su vez, supone un ahorro de un 15% en el consumo eléctrico general. 

Teniendo en cuenta que el gasto energético anual que tiene la compañía, esta reducción supone el ahorro de cientos de millones de dólares cada año. Y no solo eso: también tiene beneficios medioambientales. Por eso, DeepMind no se detendrá con los centros de datos de Google y aplicará la optimización de consumo eléctrico a otras instalaciones de la compañía.

Vía: The Verge

Likes: Facebook y Twitter

Gracias por tú atención.