comunidad

El crowdfunding de nicho empieza a desarrollarse en el mercado español, dada la saturación de plataformas generalistas, y de esta manera se hace más específico el tipo de proyecto que busca financiación.

Tipos de Crowfounding:

El crowdfunding de participaciones que hasta el año pasado se basaba prácticamente en un par de plataformas, este año está aumentando en confianza y ya son más de una decenas las páginas que se dedican a este tipo de crowdfunding.
El crowdfunding de desarrollo tecnológico de productos, es decir, calculo el coste de crear mi producto y lo pre-vendo para conseguir la financiación para el desarrollo, y si consigo el importe necesario lo fabrico y lo envío a los mecenas.
Por último, el crowdfunding local busca generar mayor confianza entre los inversores locales, acercando el emprendedor a la comunidad que podría financiar su proyecto y que va a estar en contacto con su negocio.

crowdsourcing:

Por otra parte el crowdsourcing se impone en la llamada generación ‘Y’ o más conocidamente como ‘Milenials‘, los nacidos entre 1980 y 1994, que decidió acabar con décadas de tradición para enfocarse en modelos más acordes a sus intereses, flexibles y con la oportunidad de moverse y crear a su propio ritmo.

Tal como relata un artículo publicado por AmericaEconomia.com, El crowdsourcing (sobretodo el Crowdsourcing de proyectos tecnológicos) fue utilizado por primera vez por Jeff Howe y Mark Robinson en el año 2005 en una nota que publicaron en la revista Wired.

Allí, se comentaba cómo las empresas estaban externalizando el trabajo a terceros a través de Internet y cómo se comenzaba a manifestar este fenómeno en multitudes de personas.

Este es un modelo relativamente reciente que se plantea en base a comunidades especializadas en un tema en común (diseño, programación y fotografía son algunas de las más utilizadas, pero se puede aplicar a cualquier industria), que ofrecen sus conocimientos a quienes quieren pagar por ellos, trabajando en forma colaborativa y muchas veces a través de la web, desafiando las estructuras convencionales.

Dicho nuevo modelo de trabajo no sólo permite que estos profesionales jóvenes se desliguen del tradicional espacio de oficina, sino que les posibilita interactuar con varios clientes en forma simultánea sin necesariamente estar en una misma ciudad o país. Utilizando herramientas como redes sociales y software de videoconferencia, pueden establecer reuniones y actualizaciones con sus clientes tal como se haría en forma presencial.

Sin duda, la nueva tendencia que se impone dentro de los Millennials, revolucionará todo lo que somos y hacemos, de alguna manera logrará hacer mucho más eficiente, productiva e inclusiva la fuerza laboral en el mundo, otorgará más equidad social, igualdad de oportunidades, resolverá mucho de los problemas que hoy tienen nuestros sistemas sociales y creará transformaciones política profundas.

Likes: Facebook y Twitter

Gracias por tú atención.