diferencias-realidad-aumentada-virtual-mixta

Google Glass, HTC Vive, Oculus Rift, Microsoft HoloLens… Las principales compañías tecnológicas del mundo están experimentando con todo tipo de gafas y wearables para sumergirnos en un entorno virtual. A estas alturas, con las HTC Vive y las Oculus ya en manos de algunos afortunados, ninguna de estas empresas ha hecho el amago de retirarse de la conquista de este nuevo mercado.

Esta tecnología acaba de llegar, pero todos los actores relevantes en esta historia (Google, Apple, Samsung, Microsoft…) están decididos a apostar fuerte por ella. Mark Zuckerberg acaba de aumentar la plantilla de ingenieros que trabajan en las Oculus Rift y Google trabaja ahora en un controlador que sustituya al teclado y al ratón. Todo avanza a un ritmo frenético pero, ¿conoces las diferencias entre realidad aumentada, virtual y mixta?

La realidad virtual (VR) también es conocida como entorno multimedia inmersivo o realidad simulada por ordenador. Esta tecnología nos permite simular una experiencia sensorial (vista y oído, por el momento) en un espacio real o imaginario. En palabras de Merriam-Webster, una editorial estadounidense, se define “como un ambiente artificial que se experimenta a través de estímulos sensoriales proporcionados por un ordenador”.

Los usuarios se sumergen en este “ambiente artificial” con unas gafas que proporcionan un campo de visión de 360 grados. Además de un dispositivo como las Oculus Rift, por ejemplo, también se necesita un ordenador muy potente. En esencia, el casco funciona como una pantalla que colocamos frente a nuestros ojos y que nos rodea con un mundo digital.

oculus-rift-gafas-realidad-virtual1_2

En esta línea también nos encontramos con las gafas VR de Google y Samsung, menos sofisticadas pero que no dependen de un ordenador. Para utilizarlas solo tendremos que emplazar nuestro smartphone en el lugar apropiado, ahorrandonos así el cableado y otras complicaciones. En conclusión, esta es la manera más básica de imaginar la realidad virtual: un mundo completamente artificial diseñado expresamente para que el usuario se sumerja en él.

La realidad aumentada, en cambio, nos proporciona imágenes en vivo de nuestro entorno real pero algunos elementos se “aumentan” con estímulos sensoriales generados por ordenador, como sonido, vídeos, gráficos y otros tipos de datos. Con la realidad aumentada el usuario siempre verá el mundo físico que lo rodea, pero con una capa virtual añadida. Es “una versión mejorada de la realidad creada por el uso de la tecnología para superponer información digital en una imagen de algo que se está viendo a través de un dispositivo” dice Merrian-Webster.

goggle_glass_uss_12

La forma más habitual de emplear la realidad aumentada es a través de nuestros smartphones. Yelp, por ejemplo, creó una aplicación que permite acceder a información sobre los negocios cercanos con solo enfocarlos con la cámara del teléfono. La AR se sirve de la cámara fotográfica para superponer en la pantalla del móvil información de interés para el usuario.

Las Google Glass fueron el referente más popular de este tipo de tecnología, pero algunos analistas creen no tendrá tanto éxito como se nos prometió. El alto precio, el hardware y otras características han lastrado, en parte, el alcance de la realidad aumentada.

portada-ventajas-desventajas-hololens

La realidad mixta, por otro lado, integra objetos digitales en un entorno real. La realidad mixta no sólo tiene lugar en el mundo físico o en el virtual, es una mezcla de ambos, por lo tanto abarca tanto la realidad aumentada como la virtual. Actualmente las HoloLens de Microsoft son los dispositivos de este tipo más populares pero todavía están en proceso de desarrollo. Las gafas AR pueden mezclar con precisión objetos digitales en entornos existentes gracias a la habilidad para detectar y comprender el espacio donde se encuentra el usuario.

Estas tecnologías están ganando popularidad y conviene distinguir sus diferentes usos y aplicaciones. En concreto, la realidad aumentada y mixta comparten muchas similitudes, pero la mixta integra todos los elementos con más precisión y ofrece mayor interacción con el usuario. Por el momento las HoloLens le ganan la batalla a las Google Glass, pero Oculus Rift y HTC Vive ganan posiciones en su propio camino del éxito.

Vía: Computer Hoy

Likes Facebook y Twitter

Gracias por tú atención.