bqtableta1

El fabricante español de smartphones y tabletas BQ mantiene su apuesta innovadora para seguir compitiendo en un mercado dominado por los pesos pesados internacionales como Apple, Samsung, Huawei, Sony, LG o Lenovo. La compañía lanzará en breve una tableta que puede transformarse en un PC de escritorio. Una apuesta, llevada a cabo en alianza con Canonical, que pretende eliminar la frontera entre las plataformas móviles y las de escritorio. La tableta funciona con el sistema operativo Ubuntu, la más famosa de las distribuciones de Linux.

Desde BQ explican que el dispositivo se comporta de una manera u otra en función de donde esté. “En movilidad ofrece un interfaz táctil, pero si se conecta a un monitor, teclado y ratón, la tableta empieza a funcionar como si fuera la CPU del ordenador, ofreciendo una experiencia de escritorio similar a la que se tiene en un PC tradicional”. En este sentido, Canonical destaca que la tableta de BQ es compatible con una amplia gama de aplicaciones de escritorio y de apps móviles de productividad. Y permite la multitarea y una gestión de ventanas como en el PC.

BQ y Canonical se suman así a una clara tendencia de futuro en la informática personal: la convergencia entre los distintos dispositivos (teléfono móvil, tableta y PC), de modo que las aplicaciones se desarrollen una vez y sirvan para todos. Microsoft ya ha dado ese paso con Windows 10, la primera versión de su sistema operativo multidispositivo, y Apple y Google trabajan en ello. Aunque estas aún mantienen sus sistemas operativos móviles separados del escritorio (iOS y Android y OS X y Chrome OS, respectivamente), muchas de sus aplicaciones y servicios están en la nube para facilitar una experiencia unificada al usuario.

La tableta convergente de BQ será presentada en el Mobile World Congress de Barcelona, la última semana de febrero. Su comercialización está prevista para el próximo mes de marzo.

Vía Cinco días

Likes Facebook y Twitter

Gracias por tú atención.