macmillan

De todos los sabores de Linux en el mercado hay uno que destaca sobre el resto, se trata de la Macmillan USA Mandrake distribution, elegida como producto del año por los editores de Linux World tanto a nivel de escritorio como de servidores, lo que la convierte en ”una distribución capaz de complacer a prácticamente todo el mundo

De esta manera vendía su producto la gente de Macmillan (nada que ver con el Joe MacMillan de la fantástica Halt and Catch Fire), tal como podemos ver en este vídeo comercial del año 1999:

 

Dirigida al usuario final con el objetivo de ser productivo nada más arrancar un sistema que por aquellos tiempos ya ofrecía una experiencia out of the box, acompañada de una excelente documentación.

Ya no era necesario ir a los foros, para que te llamarán noob nada más saludar y te mandaran a casa a leer el jodido manual. No!, en Macmillan habían pensado en todo y te ofrecían su fantástica: Complete Idiot’s Guide for Linux.

Entornos como KDE y GNOME, gestores de ventanas como WindowMaker, Icewm y AfterStep (ahora casi olvidado pero por entonces considerado unos de los mejores), además de aplicaciones como el navegador Netscape, el editor de imágenes GIMP o la suite de oficina StarOffice con su procesador de texto, hoja de cálculo y demás…

Esta edición de Macmillan Mandrake también ofrecía versiones especiales de PartitionMagic y BootMagic, para aquellos que quisieran tener un arranque dual con sistemas windows en su PC.

Asi es, amigos! Antes de que llegará la fiebre de Ubuntu, la gente de Mandrake ya estaba trayendo un montón de gente a Linux.

Y antes de que saliera Linux Mint, en Macmillan ya sabían lo que era personalizar una distro para hacerla más fácil, especialmente para los recién llegados al sistema del pingüino y el ñu.

Vía La mirada del replicante

Likes Facebook y Twitter

Gracias por tú atención.