consola_portatil1

La nueva Raspberry Pi Zero nos ha dejado a todos sorprendidos por su tamaño, su precio y sus prestaciones, y a buen seguro este miniPC tan particular comenzará a hacer su aparición en interesantes proyectos de los que ya tenemos un ejemplo.

A un usuario llamado Terence Eden se le ha ocurrido integrar la Raspberry Pi Zero en un mando de la Xbox original, que precisamente tienen un tamaño especialmente grande. ¿El resultado? Una consola portátil en la que era posible disfrutar de juegos como Doom gracias al proyecto RetroPie. Fantástico.

Este usuario explicaba en su blog todos los pasos del montaje de la RPi Zero en su mando de la Xbox One, que en realidad no podía albergar de forma “completa” el miniPC, lo que le obligó a dejar la parte posterior abierta para poder utilizar además los conectores de la Raspberry Pi Zero a la hora de poder alimentarla y tener la salida de vídeo por miniHDMI.

Los botones y controles del mando fueron conectados a un cable USB OTG al que simplemente empalmó cada cable de la forma adecuada. A partir de ahí solo quedaba una cosa: instalar una imagen pre-compilada y preparada de RetroPie para usarla en la Raspberry Pi. Con ella el mando fue detectado de forma directa y sin problemas, y Eden explicaba cómo rápidamente estaba jugando al Doom directamente en su particular consola de emulación portátil. Prodigioso, ¿no creéis?

Vía Terence Eden

Likes Facebook y Twitter

Gracias por tú atención.