Satelites_made_in_space1

Los creadores de la primera impresora 3D espacial, Made In Space, han anunciado un acuerdo de colaboración con NanoRacks, para desarrollar lo que podría significar un avance considerable en la puesta de satélites en orbita.

Hasta ahora, los satélites se hacen en tierra y son enviados al espacio con transbordadores, cohetes o cualquier otro artilugio que pueda llevarlos hasta su órbita, algo que suele encarecer estos procedimientos y requieren de diseñar el satélite para las condiciones del despegue y lanzamiento.

La idea es en realidad sencilla, pero aún hay que desarrollarlo para hacerlo factible. Se trata de enviar diferentes piezas comunes a los satélitos tipo ‘CubeSat’, así como otras específicas para casos particulares, hasta una estación espacial donde se fabricarían los satélites a requierimiento de los clientes y se pondrían en órbita.

El método supondría una revolución en el sector, pues reduciría costes y sobre todo los tiempos de producción y puesta en órbita, ya que los materiales se encuentran disponibles y tan sólo hay que ensamblarlos, así como realizar la impresión 3D de la estructura directamente en el espacio.

De momento no es más que un primer paso, pero no cabe duda que el futuro de la industria aeroespacial podrá beneficiarse de este y otros innovadores métodos de fabricación gracias a la impresión 3D.

Fuente: Imprimalia 3D

Si te ha gustado el post, comenta, comparte y/o dale like a mis páginas de Facebook y/o Twitter.

Gracias de antemano.