1389750450261078413

Cada vez es más normal que tengamos un smartphone o una tableta viejos olvidados en algún cajón. Si es tu caso, no tiene sentido que lo tengas muerto del asco. Hay muchas cosas para las que un viejo móvil o tableta aún puede servir. Aquí te explicamos 10 para dispositivos iOS y Android.

Por supuesto, cada uso depende mucho de hasta donde quieras llegar. Todos los que te explicamos aquí dependen de una simple aplicación (o varias), pero se puede afinar aún más su uso si compramos un accesorio especializado (para sujetarlo si lo usamos como GPS en el coche, por poner un ejemplo), o incluso fabricarnos el nuestro.

Cámara de seguridad

1389750450345442189

¿No quieres levantarte hasta la puerta para ver quién llama? ¿Quieres una cámara para vigilar el patio o para controlar lo que hace tu bebé? Un smartphone viejo es la solución perfecta. Tan solo necesitas mantenerlo cargando con la cámara apuntando a la zona que quieras vigilar y alguna aplicación especializada. IP Webcam es una de las más completas (Disponible en iOS y Android). Si simplemente queremos convertir el viejo móvil en una cámara para monitorizar a un bebé hay aplicaciones mucho más sencillas como Baby Monitor (Android) o iSitter y Cloud Baby Monitor (iOS). Esta última tiene hasta versión para Apple Watch.

Localizador GPS

Este uso no es tan mayoritario como el de cámara de seguridad, pero seguro que fascinará a los aficionados al espionaje. Un móvil con GPS se puede convertir muy fácilmente en un emisor GPS para rastrear objetos o personas. Basta con equipar el smartphone con una aplicación como GPS Phone Tracker Pro (Android) o GPS Location tracker (iOS). Si añadimos una tarjeta SIM con un plan de datos barato y desactivamos cualquier otra notificación para ahorrar batería podemos recibir los datos de GPS en tiempo real.

Centro de comando gastronómico

1389750450411773325

¿Para qué consultar un libro de cocina cuando tenemos todas las recetas que podamos querer en Internet?. Basta con hacerse con un soporte que nos permita consultarlo fácilmente mientras cocinamos para convertir una tableta en el recetario definitivo.

Las funciones de reconocimiento de voz de Siri o Google Now son perfectas para hacer consultas mientras tenemos las manos en la masa (literalmente). A nivel de software, tanto Android como iOS disponen de un ejército de aplicaciones de cocina y recetarios. En su ausencia, nuestras propias notas de cocina pueden estar accesibles a solo unos clics de distancia mediante extensiones como Evernote Food, o Springpad.

Marco de fotos digital

1389750450453918349

Basta una funda con pie y un cargador USB para convertir una tableta en el marco de fotos definitivo. Tan solo hay que llenar la memoria con las fotos que queramos e instalar alguna aplicación que las enseñe en bucle sin apagar la pantalla como Dayframe (Android) o Picmatic (iOS). Hay muchas otras, así que nuestra recomendación es probar varias hasta dar con la que más nos guste. Algunas de ellas incluyen funciones avanzadas para mostrar imágenes desde repositorios online como Flickr, o redes sociales como Facebook.

Despertador con funciones avanzadas

1389750450670723725

Algunas aplicaciones de marco de fotos ofrecen funciones de despertador, pero también podemos instalar software especializado en esta tarea. Si eres de los que necesitan ser despertados con una especial delicadeza, Rise (iOS) o Timely (Android) permiten configurar listas musicales y sonidos suaves para despertar con tranquilidad. Otras apps como RadiON nos despiertan con las noticias de nuestra radio favorita.

Si, por el contrario, necesitas que te sacudan para poder despegarte de las sábanas, hay aplicaciones que optan por maneras más retorcidas (y un poco sádicas) para despertarte. Morning Routine (Android), por ejemplo, obliga a escanear un determinado código de barras para apagarse. Walk Me Up solo se desactiva cuando hemos caminado un rato con el smartphone.

Juguete infantil

1389750450738799245

¿Por qué comprarle a tu hijo pequeño un juguete que imita un móvil cuando puede tener uno de verdad? Lo primero para dejar una tableta o smartphone viejos antes de dejarlo en manos de un niño pequeño es comprobar que no tenga partes que puedan ser peligrosas como un stylus o una batería accesible. El stylus simplemente se puede quitar, o envolverlo con algo más grande y mullido. En cuanto a la batería, pegar la tapa trasera con dos gotas de pegamento o ponerle al teléfono una funda difícil de quitar puede servir.

Después, hay que bloquear el acceso a las funciones del terminal que no queramos que el niño toque, como la configuración o el acceso libre al navegador. Para ello hay múltiples aplicaciones como KidBox (iOS), o KidsPlace (Android). Cuando ya hayamos asegurado el acceso, el último paso es darnos un paseo por la tienda de aplicaciones y seleccionar los juegos o aplicaciones didácticas que más nos gusten. Hay cientos para todas las edades.

Ordenador de a bordo para el coche o la bici

1389750450903736973

Convertir una tableta en navegador dedicado para el coche es tan sencillo como instalar la aplicación GPS que más nos guste y descargar unos buenos mapas actualizados para que no nos pille el toro si nos quedamos sin cobertura. Sin embargo, la utilidad de uno de estos dispositivos no acaba ahí. Si nos hacemos con un adaptador ODB II – Bluetooth (podemos encontrar una de estas herramientas de diagnóstico por poco más de 10 euros), convertiremos una tableta vieja en el ordenador de a bordo del coche. Aplicaciones como DashCommand (iOS) o Torque Pro (Android) se conectan al puerto ODB II para recopilar todo tipo de datos de diagnóstico de nuestro vehículo. Eso sí, mejor hacerse con un buen soporte para tener la tableta siempre a mano y bien sujeta.

En cuanto a bicicletas, podemos recurrir a aplicaciones deportivas que incluyan soporte para bici. También existen aplicaciones dedicadas especialmente a este propósito como Cyclemeter (iOS) o CycleDroid (Android).

Mando a distancia universal

1389750450953822861

Una de las formas más sencillas para devolver la vida a un móvil viejo es convertirlo en un mando a distancia para el televisor. El truco aquí es que nuestra tele sea compatible. Los modelos más recientes suelen tener conexión WiFi y algunos fabricantes publican hasta su propia aplicación para hacer las veces de mando a distancia.

Si tienes la suerte de tener un móvil lo bastante viejo como para que tenga emisor de infrarrojos puedes controlar virtualmente cualquier dispositivo mediante aplicaciones como Smart IR Remote (Android) o IR Universal Remote (iOS) que necesita un adaptador iRED Transmitter.

Touchpad para un ordenador

Quien dice mando a distancia dice un touchpad inalámbrico mejor que el de muchos portátiles. Las pantallas de los smartphones (incluso los viejos) presumen de una excelente sensibilidad al tacto. Basta con instalar aplicaciones como Remote Mouse (iOS) o TouchPad (Android). Algunas aplicaciones requieren instalar un software gemelo en el PC o Mac para funcionar.

Dispositivo de supervivencia offline

1389750450983026317

Cerramos esta lista de usos para móviles viejos con una opción rara, pero que gustará a los fanáticos de la supervivencia o a los que se están preparando para el apocalipsis. Un smartphone puede ser de mucha ayuda si le instalamos los contenidos adecuados. Es posible descargar, por ejemplo la Wikipedia completa en Android o iOS. Ambos sistemas operativos cuentan con guías de supervivencia (Android o iOS) descargables offline, y nada como instalar mapas offline de Google para no volver a perderse nunca, incluso aunque no tengamos señal de GPS. Si añadimos al lote un cargador solar estaremos preparados para cualquier eventualidad.

Fuente: Gizmodo

Si te ha gustado este post y/o te ha servido de ayuda, comenta, comparte y/o dale like a mis páginas de facebook y/o twitter.

Gracias de antemano.