privacidadw10

Uno de los grandes miedos que el usuario medio tiene a la hora de usar un dispositivo electrónico conectado a internet, es sin duda, el tema de la privacidad de datos personales.

Eso sumado a la desconfianza que supone actualizar a un sistema operativo recién salido del horno hace que al final te lo pienses dos veces.

Pero, ¿y si te dijéramos que por defecto al descargar Windows 10 estás permitiendo que Microsoft te espíe?

Cuando Windows 10 Technical Preview fue lanzado, al tratarse de una fase temprana en desarrollo, Microsoft tenía derecho a recopilar datos de los usuarios, así como recibir comentarios de éstos.

Ahora, tras descargar windows 10 deberíamos leer, si no queremos buenos sustos, las políticas de privacidad de Windows 10 y su acuerdo de servicio (algo que, reconozcamos, nadie suele hacer).

Vamos a desgranar de este polémico acuerdo (que deberás aceptar, obvio) que entra en vigor el 1 de agosto.

Mientras instalas Windows 10

En primer lugar, mediante la descarga de windwos 10, ya estás dando un inmenso poder a Microsoft para recoger datos acerca de las cosas que haces, dices durante el curso de tu software.

A pesar de que no hay una absoluta certeza de qué es lo que Microsoft reporta a sus servidores en Redmond, lo que está claro es que la recopilación es extensa.

Sincronización de datos por defecto

Microsoft sincroniza la configuración y datos por defecto con sus servidores.

Esto incluye, entre otras cosas, el historial del navegador Edge, la selección de favoritos, sitios donde introducir nombres de usuario y contraseñas, caché de aplicaciones e incluso datos acerca del wifi en el que estamos conectados.

No obstante, hay que decirlo: En caso de que el usuario pueda sentirse incómodo esa sincronización es desactivable.

Cortana

cortana_0

Tal y como ocurre con el punto anterior, Cortana es una fuente de recolección de datos que podría poner en riesgo la seguridad en Windows 10. Resulta evidente, pues estaríamos constantemente haciéndole saber a Microsoft cuáles son nuestros intereses de búsqueda.

Pero, a diferencia de la sincronización de datos, esta opción no deberíamos desactivarla, ya que no podríamos sacar el máximo partido al asistente de voz.

“Para habilitar que Cortana proporcione experiencias personalizadas y sugerencias relevantes, Microsoft recopila y utiliza varios tipos de datos, tales como la ubicación del dispositivo, los datos de su calendario, las aplicaciones que utiliza, los datos de sus correos electrónicos y mensajes de texto, quién y a quién llama, sus contactos y con qué frecuencia interactúa con ellos en su dispositivo.”

“Cortana también aprende acerca de usted mediante la recopilación de datos sobre cómo utiliza su dispositivo y otros servicios de Microsoft, como la música, ajustes de alarma, si la pantalla de bloqueo está activada, lo que permite qué ver compra, el historial de búsqueda de Bing, y más.”

Publicidad ID

Era de esperar el interés de la recopilación de datos: crear un perfil publicitario para que los anunciantes segmenten sus anuncios en función de los diferentes nichos de población.

Es decir, en función de tus búsquedas, por ejemplo, te llegará una publicidad personalizada. No es algo que nos sorprenda, pues una técnica publicitaria más que recurrente en la era internauta.

Al igual que la sincronización de datos este punto puede desactivarse en el menú Configuración > Privacidad > Opciones Generales > Cambiar opciones de privacidad.

Las claves de encriptación están respaldadas en OneDrive

Otro de los puntos importantes a tener en cuenta. Cuando la opción de encriptación está activada, Windows 10 encripta automáticamente las claves en OneDrive y genera una clave de recuperación por si hay algún problema.

Una vez descargas Windows 10 autorizas a Microsoft a divulgar tus datos

“Vamos a acceder, divulgar y preservar los datos personales, incluyendo tu contenido (como el contenido de sus mensajes de correo electrónico, otras comunicaciones privadas o archivos en carpetas privadas), cuando sepamos de buena fe que hacerlo es necesario para proteger a nuestros clientes o hacer cumplir los términos que rigen el uso de los servicios.”

Probablemente la condición más polémica de las que hemos visto durante la descarga de Windows 10.

Al aceptar el acuerdo de servicio y la política de privacidad estás autorizando a Microsoft a divulgar tus datos a cualquiera que lo desee.

Realmente es algo que nunca suele suceder, pero se trata del punto más controvertido de la política de privacidad de Microsoft y Windows 10.

Fuente: TechWorm

Si te ha gustado este post y/o te ha servido de ayuda, comenta, comparte y dale like a mis paginas de facebook t/o twitter.