Desde el blog de Linux Mint su
líder Clement Lefebvre nos trae noticias interesantes que conciernen al
desarrollo de esta distribución GNU/Linux, tanto en su versión derivada
de Ubuntu como la que lo hace directamente de Debian (LMDE).

Como sabéis el ciclo de desarrollo de Linux Mint ha variado en los
últimos tiempos (para bien en mi opinión) optando por construir sus ediciones basadas en Ubuntu sobre la última versión LTS
(Long-term Support) de esta, lo que además de permitirles ofrecer un
producto más estable, también reduce el ciclo de lanzamientos
proporcionándoles el tiempo necesario para trabajar en perfeccionar sus
dos escritorios de referencia: Cinnamon y MATE, así como las herramientas que le acompañan.

La última versión de Linux Mint 17.1 está basada en Ubuntu 14.04 LTS y al igual que LMDE utiliza el veterano sysvinit como sistema de inicio, algo que no variará durante todo su ciclo de vida útil que incluye soporte hasta el año 2019.

La llegada del controvertido systemd a Ubuntu,
después de la adopción por la mayoría de distros no se ha hecho esperar y
ya está disponible en las daily build de Ubuntu 15.04.

En Mint sin embargo no tienen tanta prisa y dado que la próxima
edición se basará en Ubuntu 16.04 LTS (primavera de 2016), es posible
que no lo veamos hasta dentro de un par de años (o más) cuando se lance Linux Mint 18 y LMDE 3.

Eso en palabras de Clem “debería de darle más tiempo a esta tecnología a madurar y limar los problemas de integración y compatibilidad“. Unos problemas que afectarían principalmente al escritorio Cinnamon que todavía no soporta systemd por defecto, algo que se planea solucionar en la versión 2.6 del mismo.

LMDE 2 (Linux Mint Debian Edition) recibió por su
parte varias actualizaciones y correcciones que la situan a la par con
Linux Mint 17.x mientras trabajan en su adaptación a la próxima versión
de Debian 8 (Jessie), algo que sin embargo no impedirá que sigan
utilizando el tradicional sysvinit.

En el post Lefebvre también se congratula de haber solucionado el problema de sobrecarga en sus servidores y del lanzamiento de la MintBox Mini, un pequeño ordenador desarrollado por Compulab que se entrega de fábrica con esta distro de sabor menta ya instalada.

Fuente: La mirada del replicante

Si te ha gustado este post y/o te ha servido de ayuda, comenta, comparte
y dale like a mis pagina de facebook y twitter

Gracias de antemano.