Hoy en día todo usuario tiene un smartphone, una tablet o ambos
con todo tipo de tarifas de datos,  los cuales son utilizados para
consultar el correo, como agenda o para interactuar con las diferentes
redes sociales. Además de darle el uso ya mencionado, a todos nos gusta
tener nuestro tiempo de ocio, por lo que el mismo dispositivo está
destinado a permitirnos leer revistas, webs o ver el último capítulo de
nuestra serie/anime favorito.
Antes utilizábamos un ordenador de
sobremesa o portátil para realizar todas esas tareas, pero dada la
potencia de los dispositivos y lo que sistemas operativos como Android o
el mismo Ubuntu para teléfonos móviles nos permite, en la mayoría de situaciones hemos dejado de lado nuestro PC.

A la hora de decidirnos por un nuevo teléfono móvil la mayoría de personas se fijan en las  especificaciones a nivel hardware,
pero no prestan especial atención a si el fabricante va a ofrecer
soporte en lo que a actualizaciones del sistema se refiere. Desde mi
punto de vista, éste es un factor que los usuarios no avanzados deben
tener muy en cuenta, ya que si desean tener las  funcionalidades que se
implementan en las nuevas versiones del correspondiente SO, la forma más
sencilla de hacerlo es con actualizaciones OTA .
En el caso de Canonical y Google con Ubuntu y Android respectivamente, observamos una gran diferencia en lo que las actualizaciones
se refiere (seguramente debido al número de dispositivos disponibles en
el mercado con uno y otro), y no es otra que dichas actualizaciones son
lanzadas y controladas por Canonical directamente en el dispositivo,
algo que no ocurre con Google y Android, quien únicamente hace esto con
los modelos Nexus.
No obstante, en los casos de usuarios
avanzados o a los que simplemente les gusta “cacharrear” con su
dispositivo, afortunadamente (sin depender del fabricante, por ahora
sólo en Android) existen foros, blogs y por tanto una gran comunidad
alrededor de ese modelo. Esto permite que cualquier persona pueda
disfrutar de la última versión del sistema, o de versiones
personalizadas que implementan mejoras en lo referente a
funcionalidades, rendimiento y experiencia de usuario, que en muchas
ocasiones da la sensación que es algo que no se tiene en cuenta.
Algo que para muchas personas les
resulta un quebradero de cabeza es la elección del modelo de teléfono,
ya que hoy en día tenemos buques insignia como los Galaxy S de Samsung o
un gran  dominador del mercado chino como es Xiaomi, quienes ofrecen
móviles tanto para usuarios básicos como avanzados. Ambos grupos tienen
claro que además de elegir un modelo que se adapte a lo que necesitan,
para poder sacar partido a su dispositivo deben disponer de una tarifa
de datos que  les  permita realizar todas las acciones que comentábamos
al principio del artículo. Dependiendo del país donde se encuentren
tendrán disponibles proveedores como T-mobile
u otros que ofrecerán varios planes que en su mayoría se diferenciarán
por la cantidad de GB 4G que se pueden consumir en cada uno de ellos
(1GB, 3 GB, …). Seguramente la elección de una u otra dependerá de la
cobertura de éste, el presupuesto disponible y la disponibilidad de
conexiones WiFi en trabajo, universidad, etc.
Como conclusión, mi recomendación a la hora de elegir un teléfono u otro es que no sólo os fijéis en si tiene más o menos especificaciones hardware, o si es visualmente más atractivo, sino que además valoréis otros aspectos como la comunidad que hay detrás, la experiencia de usuario o el soporte ofrecido.
Fuente: nosinmiubuntu
Si te ha gustado este post  y/o te ha servido de ayuda, comenta y/o comparte en mi pagina de facebook
Gracias de antemano por su atención.