Características del Software Libre frente al Software Propietario

 Como ocurre en otros sectores, el uso de soluciones de Software Libre presenta una serie de ventajas y de desventajas frente al Software Propietario.

 Principales ventajas del Software Libre

– Capacidad de modificación del código

La capacidad de modificación del código, permite, por un lado, introducir cambios o mejoras en los programas a la vez que certifica que el programa realiza única y exclusivamente las operaciones para las que ha sido desarrollado, apartado este último de vital importancia cuando se trabaja con datos sensibles.

Por otro lado, hace más sencilla la localización y corrección de errores lo cual puede suponer un ahorro en costes considerable ya que se minimiza la pérdida de datos o productividad.

En contraposición, con Software Propietario estamos siempre a expensas de los planes de desarrollo; actualizaciones… del proveedor, lo cual limita nuesto funcionamiento natural.

Esta manera de actuar -subordinación a plazos, ventas, beneficios- se ha mostrado ineficaz ante los nuevos riesgos que supone Internet, dejando muchos ordenadores a merced de atacantes malintencionados.

 Las cuatro leyes que hacen que un programa sea Software Libre (copiar, modificar, distribuir y distribuir la mejora) nos permiten una independencia total en lo que respecta a los proveedores.

Con el modelo del Software Libre el usuario/cliente es quien decide lo que le interesa o lo que no, ya que al ser los programas de dominio publico, la Independencia está garantizada a la hora de contratar proveedores.

Cualquier persona puede distribuir Software Libre, lo cual quiere decir que es susceptible de convertirse en proveedor; pero tendrá que tener en cuenta al resto de la comunidad en la medida que todos los usuarios juegan con las mismas cartas, y solo en el caso de ofrecer algún servicio mejorado podrá diferenciarse del resto.

En el Software Propietario las soluciones están monopolizadas generalmente por una empresa, por lo que los usuarios/clientes dependen de estas para cualquier relación, no existiendo la posibilidad de optar por la competencia ya que en muchos casos es inexistente.

– Seguridad

Las características de los procesos de desarrollo de software, así como la
motivación y el tipo de personas que están involucradas en dichos procesos
determinan los niveles de calidad de los programas finales. Y en el caso del
Software Libre se ha logrado un mayor nivel de calidad por diversos facto-
res.

Uno de estos factores lo constituye el hecho de que el software no está
condicionado a plazos de entrega o beneficios económicos como se ha expli-
cado en la sección anterior.

Esto permite que un programa no se libere antes
de lo que se debiera sino cuando se considera lo suficientemente maduro.
Otro factor a tener en cuenta es la disponibilidad del código.

Al estar el código disponible muchas más personas pueden auditarlo y detectar fallos que son comunicados a los responsables del proyecto y subsanados en tiempos récord.

Por ejemplo, los tiempos medios de subsanación de vulnerabilidades
en la distribución Debian GNU/Linux son, de media, inferiores a 7 días 13,
cota sensiblemente inferior a programas propietarios tradicionales.

– Garantías de permanencia

Muchos proyectos llevan varios años demostrando que con el modelo de
producción basado en Software Libre se puede hacer software de calidad.

Apache sería uno de ellos; tanto en sus aspectos técnicos como en la res-
puesta a la hora de producir nuevas versiones.

El ejemplo de Apache puede extrapolarse a muchos otros proyectos que en estos momentos están sustentando los pilares de Internet.

Así que estos proyectos, sin llegar a ser imprescindibles, sí que tienen cierta importancia y penetración en el mercado lo que garantiza su continuidad.

– La comunidad del Software Libre

La comunidad que compone el Software Libre se trata de uno de los puntos
fuertes de este sector, ya que esta comunidad –como si de una red neuro-
nal se tratara– asume bajo criterios muy diferentes el hacer del Software
Libre una realidad.

Se trata de una comunidad distribuida en donde cada sujeto, en base a sus conocimientos, aporta lo que quiere o puede, obteniéndose un conjunto de miles de personas que trabajan libremente perfeccionando los programas.

Este modo de trabajo viene a confirmar que el modus operandi de la comunidad del Software Libre se equipara más a un “bazar” que a una “catedral”.

– Posibilidad de respuesta rápida ante clientes

Teniendo en cuenta todas estas ventajas comentadas hasta el momento,
podemos decir que las respuestas serán siempre más rápidas, ya que tene-
mos a nuestra disposición, como futuros emprendedores del Software
Libre, una gran comunidad de sujetos que está resolviendo los distintos
problemas que surgen, al tiempo que crean nuevas versiones.

 Al tener acceso al código fuente siempre podremos resolver nosotros mismos muchos de los problemas, sin contar con la cantidad de soluciones que continuamente surgen en la red. Por tanto, el tiempo de respuesta se reduce de manera notoria y hace más relevante, si cabe, las alternativas del
Software Libre.

– Tendencia a calidad y a la utilización de estándares

Es costumbre habitual en el entorno del Software Libre hacer uso de los estándares.

Esta “costumbre” –aunque no puede entenderse como una ventaja ya
que en muchos casos requiere de una mayor atención a la hora de desarro-
llar un programa– permite una mayor accesibilidad no sólo en el uso sino también en la mejora, ya que los estándares garantizan un uso no restrictivo.

Como demostración de lo qué supone no hacer uso de los estándares ten-
dríamos el caso de los navegadores de Internet. Por ejemplo, Internet
Explorer contiene extensiones propietarias no aprobadas por el World Wide
Web Consortium (organismo que define las especificaciones para las pági-
nas web, entre otras actividades) por lo que si una página está programa-
da con esas extensiones no podrá ser visualizada por otros navegadores.
Este es sólo un ejemplo de las consecuencias que conlleva no trabajar en
base a estándares.

 Desventajas del Software Libre

No es conocido por muchos usuarios, ya que su uso no se encuentra tan
extendido como el Software Propietario.

Una de las mayores dificultades que tiene el Software Libre es hacerse un
mayor hueco en los distintos nichos, como es el caso de los sistemas ofimá-
ticos, en el retoque fotográfico, en la edición de vídeo, etcétera. 

En muchos de estos nichos apenas hay competidores. 

Por tanto, conseguir una masa crítica que cambie esta inercia es una de las mayores dificultades que tiene que superar el Software Libre.

Ejemplos en este sentido tenemos muchos, pero es en el caso de Internet
Explorer donde podemos apreciar esta cuestión con más detalle. Está demostrado que navegar con Internet Explorer no es seguro; incluso el gobierno de Estados Unidos, a través de su grupo de seguridad Computer Emergency Readiness Team (US-CERT)15, recomienda no usarlo.

Mozilla es el proyecto de Software Libre que ofrece una solución integral para navegar por Internet de manera mucho más segura, ya que hace uso de
todas las ventajas comentadas anteriormente, aunque aún le queda mucho
trabajo por delante para poder desbancar a Internet Explorer.

En la medida en que no se articulen herramientas de comunicación más
potentes, habrá que asumir esta realidad como una de las mayores desven-
tajas del Software Libre.

 Aunque, esta misma constituye una oportunidad de negocio en el área de formación, dirigido a gran cantidad de personas que precisen aprender el uso, manejo y desarrollo de herramientas libres.

– Dificultad en el intercambio de archivos

Aunque se están produciendo avances en este campo, como es el caso de
OpenOffice.org con respecto a Microsoft Office, queda mucho trabajo por
hacer, ya que en muchos entornos se presentan dificultades para poder
migrar datos de un sistema a otro, como ocurre con bases de datos, entor-
nos gráficos, cad, etcétera.

Para solucionar estos problemas, la administración goza de un papel rele-
vante, en la medida en que puede obligar a las empresas –ya sean propie-
tarias o de Software Libre– a que cumplan los estándares. De esta mane-
ra, minimizaríamos los riesgos de monopolio, como es el caso de los docu-
mentos de tipo .doc.

En este sentido, cabe decir que uno de los principales puntos pendientes
para el desarrollo de este sector es que las instituciones y administracio-
nes adopten medidas de carácter más integrador.

– Falta de algunas aplicaciones

Algunos nichos importantes –tales como bases de datos a nivel ofimático
como pueda ser el caso de Microsoft Acces o el de Autocad para aplicacio-
nes de dibujo técnico– no tienen réplica en aplicaciones con la filosofía de
Software Libre. 

Aunque esto constituye una dificultad, probablemente es una cuestión de tiempo.

Esta carencia complica posibles migraciones y deberá tenerse en cuenta a
la hora de ofrecer soluciones concretas.

Sin embargo, esta desventaja se reduce conforme avanza la madurez del
Software Libre, en la medida en que cada nuevo proyecto aporta nuevas
posibilidades. Pero es importante señalar que es probable que esta falta de
aplicaciones concretas se mantenga durante un cierto periodo de tiempo.

– Costos de implantación e interoperabilidad

Dado que el software constituye “algo nuevo”, ello supone afrontar un costo
de aprendizaje, de instalación, de migración, de interoperabilidad, etcétera.
El avance del software es notorio sobre todo en algún nicho concreto, como
es el caso de los servidores web, o servidores DNS. 

La robustez de estas soluciones está más que demostrada.

El problema surge con la implementación de estas soluciones, ya que
requiere esfuerzo en el aprendizaje, en el coste de instalación, y en otros
casos, dificultades de interoperabilidad, lo cual a muchas empresas les está
haciendo replantearse sus proyectos.

Conforme el sector adquiera estabilidad –no en cuestiones técnicas, ya que
cuenta en la actualidad con ellas– estos costes se irán reduciendo, y en
este sentido tanto la migración como la puesta a punto, también tenderán
a reducirse.

En el caso de que la administración adquiera como propias las dinámicas
del Software Libre –como es el caso de la ciudad de Munich y virtualmen-
te Barcelona y San Sebastián– un gran número de soluciones las propor-
cionaría la propia administración. 

Así, aspectos como la formación y la implementación se solucionarían de antemano, reduciéndose de esta manera muchos de los problemas aquí planteados.

– Falta de responsabilidad

El Estudio sobre el uso de Software Libre en el Sector Público16 indica como
desventaja del Software Libre la falta de responsabilidad. 

Así lo expresa:

“Si encuentras problemas, probablemente recibirás soporte eficiente, des-
de cualquier lugar en el mundo, pero nadie aceptará la responsabilidad por
ello. Por defecto, ningún vendedor está obligado por contrato a darte algu-
na clase de garantía. Si necesitas esta clase de seguridad legal tendrás que
contratar un servicio de mantenimiento o seguridad con una tercera parte
(compañía que ofrezca soporte técnico sobre el producto)”.

Dada la complejidad de los sistemas informáticos y, por tanto, la dificultad
de garantizar en los mismos que el funcionamiento vaya a ser siempre ópti-
mo, una costumbre que muchos programadores de Software Libre tienen
es incluir en sus programas la frase clásica que enuncia: “comes with
ABSOLUTELY NO WARRANTY, to the extent permitted by applicable law”
([el programa] se distribuye sin ningún tipo de garantía, como está permi-
tido por la legislación vigente).

Pensar que un software puede ser algo que goce de garantías es algo here-
dado del mundo del Software Propietario, pero que a la postre, y aun
habiendo garantizado muchos extremos, la realidad es bien diferente.
Esta circunstancia no es óbice, sin embargo, para que se constituya en
motivo de desconfianza. Desde el sector de Software Libre se ha de traba-
jar para encontrar un punto medio que se sitúe entre la garantía absoluta
–pero imposible– y la inexistencia de la misma.

Fuente: Extraído de la Guía Activa, “Guía para la creación de empresas de Software Libre”.